Simplemente hazlo

Primero de todo me presento. Soy Jordi, un tipo hedonista de 38 años. Si si, hedonista en muchas de sus formas. Intento que todo aquello que hago me genere placer, desde tomarme una buena cerveza hasta un entreno de series mortales.

Llevaba varios días con un par de correos, primero con el aviso de que ya estaba dado de alta y el otro con el usuario y la contraseña. Lo tengo en mi bandeja de entrada y cada vez que los veía me decía “venga, voy a por ello”, entonces, me venía otra cosa a la cabeza o cosa por hacer y me decía “bueno, si eso luego”. Y ese “luego” ha acabado siendo varios días después.

Una de las cosas que he aprendido en estos pocos años en los que mi vida ha cambiado bastante es el beneficio de simplemente hacerlo, simplemente comenzar. Mirad, nunca hay un momento ideal para nada. Nunca es el momento ideal para calzarse unas zapatillas viejas que te miran con cara de pena y salir a hacer algo de deporte. Nunca es el momento ideal para ponerse a comer un poco más sano de lo que lo estás haciendo. Nunca es el momento ideal para dejar de (pon aquí tu hábito tóxico) o para hacer (pon aquí lo que te gustaría hacer).

Y lo peor de todo es que muchos sabemos que ese “luego”, “mañana” o “el lunes” no acaba llegando nunca y pasan los días, semanas, años con los buenos propósitos en la cabeza.

¿Sabéis cual es el lugar donde hay más buenos propósitos? El cementerio. Está lleno de ellos. ¿Quieres irte a la tumba con una lista de logros o una lista de deseos?

Comienza HOY. No importa como, no importa si es poco, no importa si lo haces bien o mal las primeras veces. Poco a poco, lo que sea, pero hazlo! Comienza HOY. El pasado es historia y el futuro es fantasía.

Por cierto, que antes de que me lo piense un poco más voy a publicar la entrada… antes de que la postergación haga su trabajo.

Deja un comentario